Ecotienda SinSinSin

12 errores comunes cuando iniciamos una dieta para fortalecer el sistema inmunológico

12 errores comunes cuando iniciamos una dieta para fortalecer el sistema inmunológico

1

Buscamos sustituir el gluten y concentramos el grueso de “la nueva alimentación” en el consumo de tubérculos en sustitución de gluten o TACC (trigo, avena, cebada, centeno), y estos están llenos de almidones (alimento para patógenos).

2

Cuando “podemos” frutos secos, no los activamos y nos pasamos de dosis, generando nuevos problemas. Nos volcamos también al consumo abusivo de legumbres, cereales y pseudocereales sin activar-fermentar, en forma de guisos, harinas, hamburguesas o croquetas, en ensaladas, y seguimos llevando toxicidad a nuestro cuerpo.

3

No nos ocupamos de leer las etiquetas de los alimentos que creemos no contienen componentes prohibidos: contaminación por trazas, derivados del arroz, formas varias de glucosa, aditivos industriales y sí, posibles trazas de soya, trigo, maíz, arroz, etcétera, porque se procesan en líneas de producción donde también pasan estos alimentos.

4

Suplementamos apenas iniciamos el cambio de alimentación siendo que aún el intestino es lo suficientemente permeable como para no absorber bien los nutrientes que queremos aportar con estos minerales, vitaminas, aminoácidos, neurotransmisores, etcétera. Primero debemos desinflamar, desintoxicar a partir del cambio de alimentación radical, sí, RADICAL, y luego vamos con la suplementación, la cual debe ir en dos sentidos: una que atienda la permeabilidad intestinal en sí, otra que atienda la nutrición como tal, sin olvidar nunca que la mejor nutrición está en la buena alimentación.

5

No entendemos que lo que entra a través de la piel puede ser tan nocivo o beneficioso como lo que entra a través de la boca, encontrando entonces que pareciera que la dieta no surte efecto. Al mantener el uso de jabones, shampoo, detergentes, dentífricos, cremas llenas de alérgenos, gluten y aditivos industriales de diversa índole, no podemos mejorar.

6

Acudimos al uso excesivo de alimentos altos en oxalatos, inflamatorios por demás, así como a otros plagados de antinutrientes, los cuales requieren sí o sí, incluidas personas sanas, tratamiento de diversa índole: blanqueado, cocción larga en agua hirviendo, activación, fermentación.

7

Entendemos que el nuevo sistema de alimentación se trata de excluir unos y otros alimentos y no de incluir un mundo nuevo de herramientas nutricionales como los caldos de carne y de huesos de larga cocción a baja temperatura, los alimentos y bebidas fermentadas, los almidones resistentes bien utilizados, sales sin procesar, algas, más verduras, ácidos grasos, etc.

8

No nos ocupamos de reaprender otras formas de tratar o procesar los alimentos que sí podemos consumir y que no hemos tenido que dejar, etcétera, y a veces el problema también está en la forma de procesamiento y no en los alimentos en sí.

9

Insistimos en querer conseguir alimentos aptos procesados en supermercados, cosa que el que ya ha transitado aunque sea un ratico este cambio de alimentación, sabe que además de ser una gran contradicción, es imposible. Esto termina el día que dejas de leer nombres y enunciados de envasados y empiezas a leer etiquetas concienzudamente.

10

Buscamos sustituir el azúcar por todo tipo de edulcorantes “aptos” pensando que, por una parte, no contienen índice glicémico alguno, y, por otra, sin darnos cuenta que casi siempre acompañan una harina o almidón. En medio de un cambio de alimentación la mejor manera de atender un ataque de ansiedad es consumiendo una fruta sin procesar.

11

Creemos que se puede llevar un cambio de alimentación en medio de un núcleo familiar donde todos mantienen viejos hábitos…

12

No manejamos la emoción del cambio y de la confianza, la confianza en nosotros mismos y en los pasos que estamos dando; la alegría de la aventura del cambio; la expectativa ante los pequeños grandes triunfos que vienen y se instalan.

Acerca del Autor

Conoce a La Casa del Viento

Cocina-consciente, real y placentera, conservas, talleres y asesorías de formación en comida de verdad, asesorías tanto individuales como a emprendimientos del mundo SinSinSin (cocina natural, alimentación consciente, comida de verdad).

Compartir

4 comentarios en “12 errores comunes cuando iniciamos una dieta para fortalecer el sistema inmunológico”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *